Este blog está discontinuado

Hola. Este blog ya no se actualiza. Pero me pareció bien que todo este material siguiera estando ahí. Por si alguna vez alguien quiere leerlo, y por contribuir a la basura informática.
Puedes ver y leer lo que hago y escribo ahora en instagram,
en facebook, en twitter...

4.5.07

Siguiendo con el concurso del logotipo del gobierno, resulta que el 16 de abril se publicó en el BOE la resolución del ministerio de administraciones públicas y no el de presidencia, ojo al dato, en la que se adoptaba un nuevo logo. Quién sabe si es que no les pareció en Moncloa suficientemente buena la propuesta (coherente con la imagen corporativa existente) y por ello se convoca el concursito. Tendría gracia que todo esto no fuera sino un tira y afloja interdepartamental. Y no sorprendería.
Lo mejor de todo, el anexo II, donde se especifican los datos técnicos para su aplicación en INTERNET, tema importante, donde se aclara el número de Pantone del amarillo huevo que hay que usar, Y SUS PORCENTAJES DE MAGENTA Y ALLO.
Ya sea para normalizar colores o convocar concursos, ¿¿¿no podrían antes de meter tanto la pata, asesorarse un pelín, que organismos expertos en diseño haylos en el organigrama y muy buenos, en lugar de dedicarlos a pagar dotaciones a los artesanos????

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Todo esto refleja mejor a este país de traca que su escudo, que se dejen de apaños y pongan el toro de Osborne o una silueta de Paquirrín que nos represente como lo que realmente somos (en masa), unos palurdos.

Flipatu dijo...

"para su aplicación en INTERNET, tema importante, donde se aclara el número de Pantone del amarillo huevo que hay que usar, Y SUS PORCENTAJES DE MAGENTA Y ALLO."

JAJAJAJAJA

Esto es para mear y no echar gota...

Uno se pone a pensar...¿y para un proyecto arquitectónico o de inraestructuras, serán igual de precisos?. Asi que va a ser que estamos vivos de puro milagro.

Álvaro Sobrino. Diseñador gráfico, periodista y editor.
Mantiene una columna en la revista VISUAL, con el nombre de Crónicas de Pseudonimma, donde recoge opiniones de otros y las suyas propias acerca de la actualidad del diseño español.