Este blog está discontinuado

Hola. Este blog ya no se actualiza. Pero me pareció bien que todo este material siguiera estando ahí. Por si alguna vez alguien quiere leerlo, y por contribuir a la basura informática.
Puedes ver y leer lo que hago y escribo ahora en instagram,
en facebook, en twitter...

12.7.07

La mujer del César

Se ha montado una y buena con motivo del Premi Catalunya de Dissenyadors Emergents, que se enmarca dentro del Pla de Dinamització de la Moda que promueve el Departament d'Innovació, Universitats i Empresa de la Generalitat de Catalunya. No suelo ocuparme de temas de moda, básicamente porque soy un auténtico analfabeto en la materia, que yo me quedé en la época de las vacas flacas y todo aquello...
Pero esta vez sí creo que merece una excepción.
Se merece en la medida en que ésta es una polémica, supongo, entre una escuela y todas las demás, pero en la que la moneda de cambio son los estudiantes y su futuro. Aunque si se hurga un poco, puede uno descubrir que hay más, que aquí lo que se está jugando, y bastante duro, es la ostentación del mando y representación en lo que se refiere a la promo de la Moda en Catalunya,
Queda de manifiesto que a la postre la beneficiada ha sido la escuela Felicidad Duce, pero la denuncia se traslada a los medios antes del fallo, o sea, que se preveía que iba a pasar. Tampoco parece muy creíble que todas las escuelas se pongan de acuerdo para la puesta en escena conjunta sin una argumentación de peso. Y para los amantes de las casualidades, y lo manifiesto como hecho objetivo sin relación necesaria de causa-efecto, no vaya nadie a pensar que no digo lo que quiero decir, resulta que la subdirectora de la escuela de marras no es sino la mujer del titular de la Secretaría de Comercio de la Generalitat, que al final son los que organizan y subvencionan.
Ayer se fallaban los premios, y el escándalo parece estar servido, debe ser importante porque se hacen eco al menos en El Mundo, Avui, el Punt, La Vanguardia, ABC, El País, ADN, El Periódico e incluso en la Razón, lógicamente en las ediciones catalanas. Cinco escuelas (Bau, Guerrero, ESDI, IDEP y el Istituto Europeo di Design) emitieron un comunicado y sus representantes no acudieron al desfile y la entrega de premios. Aunque sí participaron sus alumnos, cosa que les honra, a esas escuelas, digo, que una cosa es que las cosas se hagan mal y otra es que los que lo paguen sean los estudiantes.
Participaban alumnos de 8 escuelas, pero de los 20 finalistas, once pertenecían a la misma, que arrambló con nueve de los quince premios. O Son la pera limonera esos chicos, o aquí algo ha fallado. O no. Según para quién, está claro que el acierto es pleno.
Álvaro Sobrino. Diseñador gráfico, periodista y editor.
Mantiene una columna en la revista VISUAL, con el nombre de Crónicas de Pseudonimma, donde recoge opiniones de otros y las suyas propias acerca de la actualidad del diseño español.