Este blog está discontinuado

Hola. Este blog ya no se actualiza. Pero me pareció bien que todo este material siguiera estando ahí. Por si alguna vez alguien quiere leerlo, y por contribuir a la basura informática.
Puedes ver y leer lo que hago y escribo ahora en instagram,
en facebook, en twitter...

23.3.08





Ordenar los libros

No tengo ordenados, metódicamente, quiero decir, los libros. No son suficientes como para que resulte imprescindible. Junto a algunos criterios espaciales y de preferencias y uso, ese aparente caos implica dedicar unos minutos cada vez que buscas alguno, que lejos de ser una pérdida de tiempo, es un placer y depara sorpresas y satisfacciones. Navegar por la estantería es como hacerlo por la red, buscas algo pero el camino hasta el encuentro es a veces mejor que el resultado.
Hace unos años en una conversación con Ramón Castillo, me proponía una alternativa: ordenar los libros por colores. Aducía dos motivos: uno meramente decorativo, porque los libros visten las paredes y esa es su función durante prácticamente toda su existencia. Pero argumentaba también una cuestión de orden "funcional". Los que tenemos memoria cromática y visual, o lo que es lo mismo, no la tenemos ni para las palabras ni para los números, recordamos mejor el aspecto de las cosas que su nombre y otras referencias.
Por fin me he animado al ejercicio. De momento es satisfactorio, en la función y en la forma. Dejo unas fotos como constancia. (pulsar en la imagen para ver más grande).

2 comentarios:

felipe gil gago dijo...

Buena idea. Lo interesante pueden ser también las transiciones entre colores. Eso permitiría encontrar el lugar de cada libro con mayor exactitud.

Un ejemplo:
http://tinyurl.com/6qvjk

Anónimo dijo...

Colores aparte, lo que da envidia es los libros que tienes. ¿cuántos años se tarda?.

Álvaro Sobrino. Diseñador gráfico, periodista y editor.
Mantiene una columna en la revista VISUAL, con el nombre de Crónicas de Pseudonimma, donde recoge opiniones de otros y las suyas propias acerca de la actualidad del diseño español.