Este blog está discontinuado

Hola. Este blog ya no se actualiza. Pero me pareció bien que todo este material siguiera estando ahí. Por si alguna vez alguien quiere leerlo, y por contribuir a la basura informática.
Puedes ver y leer lo que hago y escribo ahora en instagram,
en facebook, en twitter...

6.6.10

cuando los "hostings" son los jueces


Le ha sucedido a Diego Areso en su blog Quintatinta. Los abogados del Grupo Zeta consideraron que era un abuso que Diego reprodujera a veces cubiertas y dobles páginas de Interviu y otras revistas del grupo, aunque fuera para hablar de ellas como ejemplos de diagramación. Así lo cuenta:

Hoy me he encontrado con que el servidor que aloja el blog, Hostony, me había bloqueado la cuenta y todos mis dominios. No sólo Quintatinta, también mi página personal. Todo. Les he pedido explicaciones (siempre tengo problemas técnicos, como bien sabéis) y me han aclarado a) que la suspensión tenía su origen en un “abuso” por mi parte y b) que habían recibido un requerimiento de unos abogados españoles (sor-pre-sa) por un infringimiento del derecho de la propiedad intelectual.
A Diego no le sirve tener la razón, que con la ley en la mano la tiene. Los abogados no van ahora por la vía legal, costosa e incierta. Es mucho más fácil amenazar a las empresas que hospedan los contenidos, quienes no van a tener inconveniente en actuar de mamporreros. Evidentemente, no se la van a jugar por lo que un bloguero pueda publicar. No saben de derechos ni de libertad de expresión.

Se me ocurren tres consideraciones:
1. Que los abogados del bufete Querol, Coll & Yzaguirre Abogados Asociados S.L. no hacen bien su trabajo. Hay un sistema del que ellos son parte, que pagamos entre todos, y deberían tener cierto cuidado antes de bordearlo. Amenazar a los proveedores es matonismo. Si yo fuera Diego no les denunciaría en un juzgado, sino en el Colegio de Abogados.

2. No ayuda el que el gobierno/los gobiernos hayan renunciado a la neutralidad de la red también en esto. Meter en el saco de los delincuentes a las empresas de hospedaje es tanto como culpar al constructor cuando en una casa se produce un crimen. Lo que es impensable en el mundo tangible, en el virtual está a la orden del día. Economía sostenible, lo llaman. Y no se trata aquí de películas o canciones pirateadas, estamos hablando del control de los contenidos, de las ideas. Aquí no se discute de leyes, porque los abogados de la propiedad intelectual saben que ahí los jueces no les dan la razón, básicamente porque no la tienen. Es más fácil amenazar al árbitro que ganar el partido metiendo goles.

3. La torpeza del Grupo Zeta es en este caso inmensa. Ellos forman parte de la historia de la libertad de expresión de este país. No puedo evitar recordar mis años de estudiante de periodismo, cuando nos partíamos la cara (en realidad nos la partían los maderos a nosotros) a cuenta del caso Vinader: carreras en la Plaza Catalunya, manifestaciones, encierros en el rectorado... aquello fue para mi generación la demostración práctica de que la libertad de expresión no sabía de condicionales. Con el criterio que ahora imponen ellos a los demás, la revista Interviu hubiera dejado de salir a la calle una semana sí, otra también. No sé que ganan, pero tengo claro lo que pierden, lo que ya han perdido.

Para acabar, uno no se resiste a ver como justifican esto en la "advertencia legal":
el Usuario reconoce que la reproducción, distribución, comercialización, transformación, y en general, cualquier otra forma de explotación, por cualquier procedimiento, de todo o parte de los contenidos de este Web constituye una infracción de los derechos de propiedad intelectual y/o industrial del titular del Web o del titular de los mismos.
O lo que es lo mismo, no importa lo que la ley diga, porque nosotros que somos más chulos que un ocho obligamos al usuario a reconocer que la reproducción infringe los derechos de propiedad intelectual, aunque sea mentira. Ya les vale, picapleitos.

Y una vez más, intentemos la prueba del algodón:

Pinche usted aquí y verá la portada que Diego tuvo que retirar.

O bien, copie y pegue esto en la barra de su navegador:
http://www.interviu.es/var/sfInterviu/storage/images/media/imagenes-y-videos/edicion-1779/693803-1-esl-ES/edicion-1779_sumario.jpg

O en un exceso de delincuencia organizada, voy a ser yo quien introduzca el enlace en el código de esta página, con resultado de crimen contra la propiedad intelectual. Si sale bien, aquí debajo aparecerá la portada, que no albergará mi proveedor, sino los señores de Zeta. Si desparece será porque ellos la retiren o cambien su ubicación. Están en su derecho.

1 comentario:

AnnieChristian dijo...

No alucino más con este país miserable porque tengo las neuronas saturadas, ¡qué triste!

Álvaro Sobrino. Diseñador gráfico, periodista y editor.
Mantiene una columna en la revista VISUAL, con el nombre de Crónicas de Pseudonimma, donde recoge opiniones de otros y las suyas propias acerca de la actualidad del diseño español.