Este blog está discontinuado

Hola. Este blog ya no se actualiza. Pero me pareció bien que todo este material siguiera estando ahí. Por si alguna vez alguien quiere leerlo, y por contribuir a la basura informática.
Puedes ver y leer lo que hago y escribo ahora en instagram,
en facebook, en twitter...

23.11.11

Economía para zotes (VIII) La solución es el Ejército

Recupero este artículo de El País publicado en agosto, en el que se hablaba de la deuda del ejército. Sabemos que tenemos que ahorrar 16000M de euros este año, y resulta que tenemos un agujero en armamento de 26000M que parece que es intocable.

Cita el artículo las palabras en el Congreso del secretario de Estado de Defensa Constantino Méndez –que no es sospechoso de antimilitarista–: “No deberíamos haber adquirido sistemas [de armas] que no vamos a utilizar, para escenarios de confrontación que no existen y, lo que es más grave, con un dinero que no teníamos entonces ni tenemos ahora”.

La cuestión, básicamente, es que debemos un montón de armamento ya entregado o comprometido. El Ministerio de Industria prestó a las empresas armamentísticas patrias créditos sin interés por 15000M de euros para que fabricaran esas armas que después íbamos a comprarles y ahora, como dice el artículo, "el problema es que recortar el pedido puede suponer penalizaciones económicas, disparar el coste unitario y poner en graves dificultades a empresas emblemáticas del sector". 

No hace falta decir que si la solución pasa por que los fabricantes de armas no cobren y lo pasen mal, a algunos nos parece deliciosa, pero ya sabemos que en política eso no funciona así, no sigamos por ahí.

El caso es que llevamos tiempo oyendo el runrún de que la solución a la crisis pasa por una autoridad única europea en materia económica, o lo que es lo mismo, darle calidad de derecho a lo que de hecho ya está sucediendo visto como injieren los mandamases franceses y alemanes en todo lo que suceda en la UE.

Es mucho más fácil. Quizá el enemigo es económico. Pero como sucede desde la edad media, la solución está en unir los ejércitos para derrotar al enemigo común. Entonces era para ser más fuertes, hoy sería para ser razonablemente más eficaces. O menos costosos. Grecia, con todos sus recortes, no deja de comprar armas –sí, a franceses y alemanes, tiene delito la cosa– y tiene un ejército desproporcionado. Quiere eso decir que unificando ejércitos, ellos serían por una vez los ricos. Nosotros aportaríamos también nuestro potencial, trasladando al común europeo ese agujero que tenemos. Imaginen: todo 2012 sin tener que recortar un euro y nos sobrarían 10000M.

El que tengamos la certeza absoluta de que esto no va a suceder, no quiere decir que no sería una alternativa. No soy tan ingenuo como para pensar que ni siquiera se les ha pasado por la cabeza. De hecho, me he acercado al programa electoral de don Mariano a ver qué dice del asunto de la defensa. Ni por asomo, ni una alusión. Como me decía mi madre, no te metas en las conversaciones de los mayores.
Álvaro Sobrino. Diseñador gráfico, periodista y editor.
Mantiene una columna en la revista VISUAL, con el nombre de Crónicas de Pseudonimma, donde recoge opiniones de otros y las suyas propias acerca de la actualidad del diseño español.