Este blog está discontinuado

Hola. Este blog ya no se actualiza. Pero me pareció bien que todo este material siguiera estando ahí. Por si alguna vez alguien quiere leerlo, y por contribuir a la basura informática.
Puedes ver y leer lo que hago y escribo ahora en instagram,
en facebook, en twitter...

10.11.12

Nunca sin tu libro, y nunca yo sin mi dinero

Quizá soy el único a quien le incomoda que el Ministerio de Educación y Cultura le haya concedido en 2012 el Premio Nacional de Fomento de la Lectura a la Federación de Gremios de Editores de España. Es como no dárselo a nadie. Y contrasta ello con la campaña que esa misma Federación está llevando a cabo, con el patrocinio precisamente del Ministerio que les dió el premio.
Lo que chirría es el eslogan: "Nunca sin tu libro". Lo que siempre ha sido, desde niños lo vimos, el Fomento a la Lectura, es aquí el Fomento a la Posesión del Libro. El matiz no es poco intencionado. Reivindica la posesión del objeto sobre el disfrute, la propiedad sobre el ejercicio de la lectura. Es un misil en la línea de flotación del préstamo en bibliotecas, uno más, que hay que añadir al hecho de que los editores siguen recibiendo del ministerio el mismo dinero de ayudas a la edición, que antes comportaba la entrega equivalente en ejemplares destinados a préstamo en bibliotecas, aunque ahora ya no se entregan los ejemplares. Dicen que la culpa es del Tribunal de Cuentas, que no lo veía claro por tratarse de una especie de compra encubierta. No entro en esa disquisición, sino en el resultado: antes había libros en las bibliotecas por el equivalente a la ayuda, ahora esta permanece prácticamente intacta en lo que a dotación se refiere, pero los ejemplares ya no han de ser entregados, donados, vendidos o como quieran llamarle, para su disfrute por los ciudadanos. ¿Se ha sustituido esa pérdida con una compra que la compense? Tampoco, el Ministerio ha echado fuera ese balón: la adquisición de fondos para bibliotecas corresponde a las Comunidades Autónomas, que evidentemente tienen ya lo suyo como para ampliar la partida presupuestaria. Unos por otros, la biblioteca sin barrer. Y así, ganan los editores –los que más–, un poquito los libreros y pierden los ciudadanos.

2 comentarios:

Txetxu Barandiarán dijo...

No Álvaro. No eres el único. http://cambiandodetercio.wordpress.com/2012/11/04/los-editores-sus-campanas-sobre-lectura-y-las-redes-sociales/

Cristian dijo...

Una situación bastante triste. El panormana editorial en España es vergonzoso, y cada día va a peor.

Álvaro Sobrino. Diseñador gráfico, periodista y editor.
Mantiene una columna en la revista VISUAL, con el nombre de Crónicas de Pseudonimma, donde recoge opiniones de otros y las suyas propias acerca de la actualidad del diseño español.