Este blog está discontinuado

Hola. Este blog ya no se actualiza. Pero me pareció bien que todo este material siguiera estando ahí. Por si alguna vez alguien quiere leerlo, y por contribuir a la basura informática.
Puedes ver y leer lo que hago y escribo ahora en instagram,
en facebook, en twitter...

25.6.07

Algunas reflexiones más sobre el concurso del logo del gobierno... No ha servido de nada la protesta conjunta de las asociaciones. Al final, profesionales a título personal, muy libres de hacer de su capa un sayo, lo avalan con su participación en el jurado.

Mas incómoda resulta la postura de la AEPD, que está también en el jurado. Si nada ha cambiado y todos los despropósitos se mantienen intactos –y si algo ha cambiado que alguien me lo cuente que yo no lo veo por ninguna parte–, una mínima coherencia hubiera aconsejado mantenerse al margen. si no... ¿para qué protestamos?

Este concurso no es importante, con su pan se lo coman. Habíamos conseguido por una vez consensuar un texto y dar imagen de colectivo capaz de cerrar filas si hace falta. No recuerdo en los últimos 20 años un documento firmado por siete asociaciones. Como cabía esperar, el gobierno llama a algunas o a cada una de ellas tratando de involucrarlas, para tratar de dar validez a lo que no la tiene. Sólo una, que yo sepa, agacha los principios, rompe el consenso, y entra a ese trapo. Me preocupa que asumamos como buena la argumentación que se les da a los socios:  "ante las dificultades, por razones administrativas, para convocar de nuevo el concurso e incluso para modificar las bases, consideramos [la AEPD] que en la práctica un buen jurado, experto, representativo y profesional puede introducir esas mejoras y seleccionar la mejor propuesta, objeto del concurso, o en el caso de no haber propuestas de suficiente calidad declararlo desierto".

El concurso no es ni peor ni más peor porque se esté en el jurado, no somos ninguno tan bueno como para que deje de ser nefasto. No es una cuestión de "en la práctica", sino de principios. Y a esos no hay que renunciar por cuestiones "prácticas". Lo que sí estaba claro es que un concurso con TODAS las asociaciones en contra se hubiera tapado, y nunca se hubiera llegado a utilizar la pieza resultante... no hay que olvidar que se trata de políticos.

Deduzco que en todo momento lo que les ha movido es solucionarle a presidencia el problemita de este concurso, Y no era nuestro problema. Si el gobierno tiene un mal logo es problema suyo. Pero con esto, aunque nos haga mucha ilusión hacernos la foto en Moncloa, hemos dinamitado la estrategia. No entiendo esta carrera entre asociaciones por ver quien está en más jurados, en más concursos...

Pero ahora ya tienen lo que necesitaban: la cohartada de que una asociación firmante de aquel documento, recula y está en el jurado, dando por satisfactorias las supuestas rectificaciones, que ni siquiera han sido tales. Ahora el concurso ya es válido. Lo avala la ASOCIACIÓN ESPAÑOLA. Ahí es nada.

De momento, la única conclusión es que no estamos tan unidos, siempre hay alguien dispuesto a romper la unidad.

Hemos quedado como Dios con los políticos, y mientras algunos han sido firmes, otros han sido maleables, que es lo que los políticos esperan de nosotros (no así los diseñadores y supongo que algunos socios de AEPD).

Se han quedado con el culo al aire el resto de las asociaciones. He hablado con alguno y se han quedado de pasta de boniato. Aquí, al menos con AEPD, no se vuelve a firmar nada en años.

Hemos cumplido con los políticos, pero no con los diseñadores. Tenemos las prioridades cambiadas.

Yo ya no entiendo nada.

Y por último, un consejito gratis: si alguien de la junta directiva de esa asociación se ha presentado al concurso que retire su pieza. No hay que correr ningún riesgo. No vayamos a tener que soportar otro bochornazo como el del Carnaval.

1 comentario:

Robert Ruiz dijo...

Lastimosa y lamentable la actitud de la AEPD en este caso, y por desgracia en muchos otros. De nuevo,un desproposito como el concurso para el Logo del estado a salido a flote cuando parecia que estaba tocado de muerte, cuando parecía que por fin la unidad y la coherencia mostrada por TODAS las asociaciones habia podido frenar o como minimo hacer recapacitar al "poder", respecto a la necesidad o el papel de los concursos saltan estos lameculos y se cargan todo el sentimiento de una gran parte de los diseñadores, siento asco y vergüenza.
Por desgracia en los tiempos que corren falta honor y lealtad, la unidad mostrada por todos en este asunto fue algo emocionante, pero los traidores, los despotas y los simples siempre existiran en este caso no son otros que los dirigentes de la AEPD

Álvaro Sobrino. Diseñador gráfico, periodista y editor.
Mantiene una columna en la revista VISUAL, con el nombre de Crónicas de Pseudonimma, donde recoge opiniones de otros y las suyas propias acerca de la actualidad del diseño español.