Este blog está discontinuado

Hola. Este blog ya no se actualiza. Pero me pareció bien que todo este material siguiera estando ahí. Por si alguna vez alguien quiere leerlo, y por contribuir a la basura informática.
Puedes ver y leer lo que hago y escribo ahora en instagram,
en facebook, en twitter...

23.1.09


Dumping de diseño

Los medios de comunicación andan un poco pesaditos con el anecdotario de la crisis. Seguro que lo has visto en los telemagazines de tarde y es tema recurrente en los periódicos gratuitos: restaurantes que te sirven un menú a un euro, el que recupera muebles rotos de la basura, el otro que agarró el paro de una vez y se ha hecho cabrero, o el promotor de viviendas que te paga el banquete de bodas si le compras un pisito… y parece que el diseño no podía quedarse fuera.

Ha salido publicado en el diario Metro, y también en El País. El estudio de Madrid Freeman y la luz ofrece su trabajo gratis a cuatro empresas. De momento han convocado una especie de casting de clientes, con requisitos y criterios de selección: “seleccionaremos las empresas e instituciones que presenten mayor grado de afinidad con nuestro proyecto y dentro de éstas, las que nos ofrezcan mayor notoriedad y proyección”. Escoger a los clientes es el sueño de todos, pero… ¿seguro que los clientes que merecen la pena se van a prestar a esto?. No se por qué, pero me da a mí que no.
Los afortunados pueden optar a una identidad corporativa, una web, un proyecto de decoración de oficinas, o una colección de fotografías promocionales… ahí es nada, la cosa debe estar muy malita.
Los clientes sabrán si es una buena idea ponerse en manos de alguien que está dispuesto a regalar su trabajo, y más si a cambio les exigen “dejarse hacer”. Es como ir a cortarse el pelo a una academia de peluquería, barato sí es, pero…
El asunto no ha caído bien entre los diseñadores. En alguna que otra lista de correo se han leído las opiniones de colegas que lo menos que les llaman es bonitos. Pero tampoco es para rasgarse las vestiduras, que estas aventuras son de recorrido corto y la realidad acaba poniendo a cada uno en su sitio. Hay quien tiene capacidad y argumentos para conseguir clientes que les paguen por su trabajo, y otros tendrán que obtenerlos con estrategias novedosas e incluso extravagantes, como ésta. Quien debería preocuparse quizá es la asociación que avala con su logotipo esta iniciativa, que aparece en la esquina de la página web del estudio.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Lo peor es el esfuerzo por ser noticia. Yo me preocuparía si despues de años no me conoce nadie y de repente salto a las páginas de los periódicos porque soy tan malo que ni gratis tengo trabajo... Y lo del logo de Dimad avalando la propuesta es pa no echar gota.

Àlex dijo...

A mi lo que más gracia me hace es que un creativo y un fotografo se unan para montar un estudio de diseño. Jajajajaja. Así es la web.

Anónimo dijo...

Yo ya no sé si cambiar el mac por un lanzallamas o reconvertirme en agricultor ecológico... de vergüenza ajena. En cuanto a los fotógrafos, desde que tocan el Potochop que todos se anuncian bajp la rúbrica "Foto & Design" (hasta los "especializaos" en comuniones, excomuniones y bautizos por lo civil!)

Salu-2
Manel

Xènia Viladàs dijo...

pues se ve que esto se hizo en Inglaterra hace unos meses ya. y los ingleses que lo hicieron dicen que a raíz de dar dos proyectos gratis les llegaron seis nuevos clientes de los que pagan. así que...¿el fin justifica los medios?

Alvaro dijo...

¿el fin justifica los medios?
Xenia,a mi me parece que el debate no es ese. Un médico puede pasar consulta gratis a los desfavorecidos, un maestro, dar clases de alfabetización de adultos sin cobrar... pero el rollo este de "apadrina un cliente" es un chiste malo. Si les sobra tiempo, hay mejores causas a las que dedicarlo... sí, como diseñadores también. Te puedo asegurar que nos han breado a notas de prensa y llamadas, para que lo publicáramos... aquí lo importante es salir en la tele, en los periódicos... y nos llevamos por delante lo que haga falta. Pueden hacer lo que quieran, pero no por ello hay que decir que sea lo correcto.

Anónimo dijo...

No me imagino yo a los diseñadores que admiro haciendo esto. Aunque pillen algún cliente, dentro de unos meses se habrá pasado el efecto mediático, nadie fuera de la profesión se acordará... pero los de dentro somos mucho más rencorosos. Creo que han quemado su imagen. Por cierto, lo que necesitan es alguien que les haga una web de verdad, bien diseñada, que la suya da miedo. Yo se la haría, pero cobrando, claro.

4ojos dijo...

¿Pretenderá de verdad que alguien le llame con la foto de sí mismo que se atreve a publicar?

luis dijo...

una experiencia de trabajo no gratis pero casi, bastante divertido y triste a la vez

http://www.160over90.com/blog/2009/02/17/the-50-dollar-logo-experiment/

Álvaro Sobrino. Diseñador gráfico, periodista y editor.
Mantiene una columna en la revista VISUAL, con el nombre de Crónicas de Pseudonimma, donde recoge opiniones de otros y las suyas propias acerca de la actualidad del diseño español.