Este blog está discontinuado

Hola. Este blog ya no se actualiza. Pero me pareció bien que todo este material siguiera estando ahí. Por si alguna vez alguien quiere leerlo, y por contribuir a la basura informática.
Puedes ver y leer lo que hago y escribo ahora en instagram,
en facebook, en twitter...

22.12.08

Regalo navideño

Mi amigo LZN me ha mandado un regalo esta navidad [gracias, LZN]. No es un jamón ni un mortero para picar ajos (una agencia de publicidad me ha regalado un mortero, no crean). LZN es un pirao de la música, lo contrario que yo. Pero se lo agradezco igual. LZN se ha currado un díptico a modo de carpetilla, que contiene un CD con 23 canciones. Lo ha titulado "Un regalo: 23 canciones para recordar 2008". No conozco casi ninguna (vale, no conozco ninguna) pero eso no es preocupante, porque la música es ruido para mí. No se me mosquee nadie, tres de cada cinco españoles no leen nunca un libro y nadie les mira mal por ello.
Ahora mismo estoy escuchando el cedé de LZN, porque yo leo siempre los libros que me regalan, y también debo entonces escuchar la música que me regalan. Comentando con mis colegas el asunto, surge la duda: ¿es piratería?. Mi amigo LZN habrá comprado los discos originales, seguro que sí. Ha hecho una selección cuidada de temas, a la que pone título y diseño propio. ¿Obra derivada? ¿Recopilación?. No existe lucro, al contrario, pues le han costado los sellos, la carátula, el CD vírgen por el que habrá pagado su canon... supongo que es copia privada: somos amigos.
Me ha parecido un buen regalo en tiempos de crisis, a imitar. Porque me ha regalado su esfuerzo: el diseño, la selección, el tueste... Nadie podrá decir que ha perjudicado la explotación, porque como decía, ni consumo ese tipo de música ni conozco a los grupos ni las canciones.
Pues lo dicho, estoy seguro de que para los grababodas esto es ilegal. Pero por más que le doy vueltas, yo no lo veo...
Álvaro Sobrino. Diseñador gráfico, periodista y editor.
Mantiene una columna en la revista VISUAL, con el nombre de Crónicas de Pseudonimma, donde recoge opiniones de otros y las suyas propias acerca de la actualidad del diseño español.