Este blog está discontinuado

Hola. Este blog ya no se actualiza. Pero me pareció bien que todo este material siguiera estando ahí. Por si alguna vez alguien quiere leerlo, y por contribuir a la basura informática.
Puedes ver y leer lo que hago y escribo ahora en instagram,
en facebook, en twitter...

3.7.12

Lo que nadie cuenta sobre las webs de crowdsourcing



Por dos veces el crowdsourcing ha sido noticia estos días. Por un lado, Telepi22a tiene un nuevo logo que le costó mil euros, y que estoy seguro de que no llegarán a utilizar. Pudo elegir entre 916 propuestas –¿cuánto se tarda en elegir una propuesta si tienes que ver 916?–, y a la vista de la seleccionada, no quiero pensar como serían las 915 restantes. [consejo 1: si eres cliente, piensa antes en el tiempo que tardarás en cribar todo eso. Aunque tu pienses que el tiempo del diseñador no vale dinero, estoy seguro de que crees que el tuyo es oro].
Por otro, el Ministerio de Educación y Cultura se sube también al carro, y busca por la misma vía una nueva imagen para el Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música. El premio son los mismos mil euros, y cuando esto escribo van ya 376 propuestas.
Alguien dijo que si pusiéramos a un millón de chimpancés a teclear, alguno podría acabar escribiendo una obra de Shakespeare. Siendo así, también existe la posibilidad teórica de que una “batalla creativa” pudiera dar con un resultado digno de Milton Glaser. [consejo 2: señores de Adtriboo y similares… ¿han pensado en poner una granja de chimpancés?]
Veamos primero el modelo de negocio: una relativamente sencilla web, sin grandes necesidades de mantenimiento. Esa es toda la inversión. [consejo 3: si estás pensando en montar un portal de estos, no olvides pedir subvenciones y financiación, que estos proyectos “de internet” les ponen mucho a los políticos y burócratas. La misma ENISA que dicen que están ahí para promocionar el diseño, es la que te va a dar la pasta, no sería la primera vez].
Ofreces un producto por debajo de precio de mercado. Esto es sencillo, porque juegas con las expectativas de otros, que trabajarán sin obtener nada a cambio. En la lotería, por lo menos, el que gana se lleva un porcentaje alto de lo que pierden los demás. Aquí ni eso. [consejo 4: si eres diseñador y te tienta el crowdsourcing, compra un cupón de la ONCE. Es más seguro y el premio es mayor]
Es importante tener como gancho a clientes importantes. Como nada arriesgas y trabajan otros, puedes dedicar recursos a “vender” tu propuesta a marcas conocidas. Usa los tres argumentos de venta más antiguos del mundo: “hasta ahora te han estado engañando”, “puedes ser más listo que los demás”, y el definitivo “es muy barato”.
Como tú no trabajas porque los creativos lo hacen por ti, dedícate a las relaciones públicas, a conceder entrevistas, a dar conferencias, a subir vídeos a YouTube… tu negocio consiste en que muchas empresas prueben y muchos diseñadores piquen. Tranquilo, estas cosas venden muy bien. El mismo periodista que despotrica de las webs que están ofreciendo redacción de contenidos a 0,75€ el folio –sólo si se publica, por supuesto– estará encantado de dedicarte un espléndido reportaje en su medio.
Si no hay trabajo, por lo menos existe esta alternativa. He oído y leído esta frase unas cuantas veces. La estadística dice lo contrario, las propuestas de logos para Telepi22a costaron un euro cada una. Pero a excepción de uno, los participantes ni siquiera cobraron ese euro. Realmente, forma parte del engaño: los organizadores de estos concursos presumen de sus cifras de profesionales registrados –por cierto, sin decir de qué portal anterior heredaron a muchos de ellos–, pero a la vista de los resultados que se obtienen, hay muchísimo aficionado, para quien “lo importante es participar”. ¿Absurdo? No tanto. Supongo que el mecanismo es similar a aquel por el que funcionan tan bien los bares-karaoke.

Pero, ¿puede un diseñador ganar dinero con el crowdsourcing?


Estoy convencido de que sí. Siguiendo las siguientes premisas:
Se presentan varios cientos, si quitamos a los malos supongamos que tenemos una posibilidad entre cien, esto es, que ganaremos un 1% de los concursos. Pongamos que de media el premio son 300€. Digamos que queremos 300€ cada semana. Y que le vamos a dedicar media jornada. En 20 horas tendremos que presentarnos a 100 concursos. Esto supone 15 minutos para cada uno. Hay que dedicar la mitad de ese tiempo a documentarse (google images, ya sabes). En ese proceso quizá encontremos algo para ser fusilado o adaptado: hay que recordar que las responsabilidades por el uso de algo que ya tiene propiedad intelectual recaen sobre quien ejerce el uso, no sobre el creador. A lo más que nos enfrentaríamos es a una responsabilidad por la autoría, algo que nunca se denuncia. No tendremos tiempo de buscar e instalar tipografías: algunas webs de fuentes tienen la opción de que se nos ofrezca de muestra la palabra que queramos (Telepi22a, por ejemplo). Eso nos permite visualizar nuestro logo en decenas de tipos distintos en cuestión de segundos. El que nos guste, directamente copiar un pantallazo (al fin y al cabo, nos piden sólo calidad jotapegé). Evitar degradados y efectos: nunca elegirán un logo por ello, y sí puede ser un motivo de descarte. Y además, lleva tiempo. Ya está. Repetir la operación cada 15 minutos [consejo 5: sr. cliente, esto es lo que hacen el 80% de los que participan. Está usted pagando posiblemente 1000€ por un cuarto de hora de trabajo. Y además, muchas veces será un plagio y no podrá pedir responsabilidades, Siga pensando que es usted el más listo].

28 comentarios:

----- jorge juan ---- dijo...

Solo hay una estrategia para "vencer" a este tipo de plataformas, crear una igual en código abierto.

----- jorge juan ---- dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Escribir un artículo como este es no entender cómo funciona el mundo. Usted se va a quedar desfasado, como los dinosaurios, y si no se renueva y se adapta a la nueva realidad desaparecerá.
Las que no desaparecerán nunca son las webs de crowdsourcing, al contrario, cada vez habrá más y se extenderán a más especialidades y habrá más y más gente compitiendo en cada sector donde antes solo entraban unos pocos privilegiados. Y no todos los que están apuntados en estas páginas son "chimpancés", hay aficionados pero no son tantos como parecen, muchos profesionales han puesto su objetivo en estas páginas como salida porque fuera, en el mundo real, ya no hay forma de sobrevivir. Señor: suerte con su cruzada contra los molinos de viento, Don Quijote.

Enrique Estellés dijo...

Como investigador de crowdsourcing (tengo varios artículos publicados al respecto) te tengo que decir que has retratado perfectamente algunas de las críticas que lleva recibiendo el crowdsourcing desde su nacimiento allá por el 2006.

Es una lástima, pero el crowdsourcing es así. Este mismo planteamiento (el hecho de proponer un problema o tarea a la multitud y recompensar a quien lo resuelva o realice la tarea) en otro tipo de ámbito, como el científico en plataformas como InnoCentive (innocentive.com) no acarrea tantos problemas... también es verdad, que las recompensas son mucho más elevadas (aunque también los problemas a resolver son de una complejidad importante).

Con respecto a lo que dice el comentario anterior, no estoy de acuerdo. Desde mi punto de vista el crowdsourcing ha llegado para quedarse, pero no para apartar a todo el mundo. Igual que siguen existiendo grupos de I+D en las empresas, y no todo se hace mediante crowdsourcing a través de plataformas como Innocentive, con el diseño pasará lo mismo. Quien quiera un logo, diseño, etc. personalizado y con un trato más individualizado, recurrirá a diseñadores. Quien quiera un logo a bajo precio, recurrirá al crowdsourcing.

Te dejo aquí un enlace a mi blog donde hablo de otros puntos débiles del crowdsourcing:
http://www.crowdsourcing-blog.org/la-otra-cara-del-crowdsourcing-desventajas-gastos-y-complicaciones/

Un saludo, Enrique Estellés

Anónimo dijo...

[modo ironía ON] Como publicidad en esta página, en el banner del final, aparece un anuncio de "CHOOSA", que es una web de crowdsourcing "creativo"

Jazmin dijo...

supongo que usted como responsable de la revista VISUAL será coherente con lo mucho que le molestan estas paginas como Adtriboo y otras, y por lo tanto usted no aceptara publicidad en su revista de ADTRIBOO, SHUTTERSTOCK, FOTOLIA, ISTOCK, IDEAS4ALL, ETC.
Digo yo que si usted acepta anuncios de esas páginas tan malas a usted se le podria llamar hipocrita, no?
Porque si son tan malas VISUAL no deberia aceptar su dinero sucio?....ya me encargare de decirles a varias de estas paginas sus opiniones sobre sus plataformas para que ellos decidan si su revista VISUAL sera la beneficiada con mas jugosas campañas publicitarias o si se anuncian en otras :) jejejejejejej!!!

Gelo Quero Miquel dijo...

[consejo 5: sr. cliente, esto es lo que hacen el 80% de los que participan. Está usted pagando posiblemente 1000€ por un cuarto de hora de trabajo. Y además, muchas veces será un plagio y no podrá pedir responsabilidades, Siga pensando que es usted el más listo].
Genial!
Cada uno que piense lo que quiera. Llevo más de 20 años el la profesión y cada día veo que vamos a peor. Peores profesionales, peores clientes, peores trabajos, peores diseños, peor de todo...
Todos queremos duros a cuatro pesetas y en pocos años nos tiraremos de una oreja y no llegaremos a la otra cuando hayamos destrozado el mercado.
Ahh!! hay diseñadores que se han metido en el concurso del Ministerio sólo para protestar!!!!

Carlos dijo...

No puedo estar Más de Acuerdo, por cierto el tercer comentario huele a CEO de Atriboo....

Anónimo dijo...

Solo en escribir este post has desperdiciado la oportunidad de presentarte a 4 ó 5 concursos y, por tanto, la posibilidad de ganar entre 1.200 ó 1.500€ (mal)... Aunque a lo mejor lo has subcontratado a alguien por 0'75€ y has aprovechado tu tiempo en documentarte (bien)

En cualquier caso, espero que lo lea mucha gente. Muchos anunciantes para que se lo piensen 2 veces antes de tirar de un recurso tan ruin y poco profesional... y muchos diseñadores para que, por mucha competencia que haya o poca pasta que repartir, dediquen su tiempo a proyectos de más valor.

El tiempo pone a cada uno en su sitio y al crowdsourcing le llegará su turno también (muy útil para ciertos usos, muy porculero para otros)

Rodolfo Fernandez Alvarez dijo...

Anónimo se te notan demasiado las plumas, podría ser más inteligente. Claro que se entiende como funciona el mundo y el artículo lo explica perfectamente. El Crowsourcing beneficia a los especuladores que ganan en río revuelto y no les interesa lo que hagan sus participantes con tal de que generen beneficio su plataforma. Lo resumo: Un plantilla, un logo y una idea perversa en el momento justo. El juego de la mosqueta en las plazas trasladado a internet. Lo felicito Ud. ha encontrado la forma de sobrevivir, pero no se preocupe cuando se desvalorice también el sistema Ud. también será la víctima. El Crowsourcing es un idea magnífica si viviéramos en un mundo ideal, si el premio fuera justo y todos los participantes fueran pagados al menos por el tiempo que destinan a participar y si también se limitara la participación en cantidad de propuestas. No se gana en cantidad sino en calidad. El bajo precio no cuenta cuando no existe en contrapartida un bien material "fabricado", es por ello que existen honorarios detrás hay personas y no productos industriales como mercancía. El valor del trabajo profesional no puede medirse como un objeto. Los años de praxis, estudios universitarios y esfuerzos de investigación no deberían subastarse a mejor postor. Lo peor es que sea considerado como "la nueva forma de trabajar", este no es el mundo que queremos ni así debería funcionar. Competir con calidad en el servicio no es lo mismo que prostituirse.

Anónimo dijo...

Meterles un ataque DoSS y hacerles caer la web al estilo Anonymous estaría bien, y además sería un buen ejemplo de crowdsourcing, gente unida por un bien común: joder a unos jetas...

elece dijo...

Estos nuevos mecanismos de trabajo pueden irritarnos a muchos igual que el OpenSource habrá amargado sin duda la vida a muchas empresas de software (y los cliparts a muchos ilustradores, y las fuentes gratis a muchas casas de diseño tipográfico) pero aunque a la larga se desvanezcan, transformarán la relación diseñador-cliente en lo que podría ser una utopía de "creativos sin élite". Lo malo es que una vez más la tecnología humana va más rápido que la ética.

Alvaro dijo...

Hola, Jazmín. Evidentemente, este es el blog personal de alguien que trabaja en una empresa. Pero es personal. En una empresa las decisiones las toman los responsables, de manera consensuada. Pero quiero pensar que si Adtriboo quisiera insertar publicidad, les convencería de que no se hiciera.
Como gustan hacer los señores de Adtriboo, intentas meterles en el mismo saco de empresas que no son lo mismo. Mencionas tres bancos de imágenes (donde el fotógrafo recibe siempre recompensa por su trabajo). No tiene nada que ver, aunque siempre hay alguien dispuesto a sacar tajada del totum revolutum. ideas4all no tiene nada que ver, se trata de una página donde no se compite sino que se comparte. Nada que ver.
Puedes decirle a esas u otras personas lo que te venga en gana. Afortunadamente, a Visual le avala una trayectoria de 24 años, nuestros anunciantes saben quiénes somos, te llevarías alguna sorpresa.

Alvaro dijo...

Enrique, muy interesante el post que enlazas. Y ecuánime. Creo que el crowudsourcing es mucho más que lo que hace Adtriboo (que en realidad, no tengo claro que lo sea). Lo malo es que el término está acumulando una mala fama que sólo responde a unas pocas iniciativas, normalmente de quien no entiende que la intermediación, siendo lícita, tiene que ser equilibrada y equidistante.

Pepe Morales dijo...

SOBRE EL MODELO DE NEGOCIO DEL SIGLO XXI PRACTICADO POR ADTRIBOO: Cuando se ponen a competir trabajos con los precios que se marcan en Adtriboo estamos contribuyendo a la precarización laboral y al "todo vale" para abaratar costes.

En el ámbito del diseño, como en la mayoría de los ámbitos profesionales, la cualificación y la especialización profesional revierten en la calidad de los productos finales que se ponen en el mercado junto a chapuzas y trabajos espontáneos que son valorados por su bajo coste y no por su calidad.

La formación y la especialización se adquieren dedicando un tiempo y unos recursos que suponen un coste para los profesionales que repercute en el valor de su trabajo. Este coste hace que las tareas realizadas por un profesional no sean competitivas con las realizadas por un aficionado que se contenta con obtener un dinero extra para algún capricho o, simplemente, para tirar hacia adelante.

Empresas como Adtriboo contribuyen a precarizar un sector laboral sin que le duelan prendas a la hora de restar clientela a los profesionales, ni a la hora de poner a trabajar a cientos de personas cuyo trabajo irá a la basura porque sólo ganará uno, ni a ofrecer a sus clientes productos de dudosa calidad. Si nos fijamos bien, Adtriboo es una especie de mafia china que inunda el mercado de productos "todo a cien", de pésima calidad, que se consumen por el simple hecho de que son baratos.

Al igual que la mafia china, explotan a los trabajadores y estafan a los clientes.

La ley les ampara y están en su derecho.

A fin de cuentas, la ética y la conciencia nunca fueron legisladoras.

Fer Argentino dijo...

Hola gente todas las opiniones son validas y muy interesantes, y como en todo, hay una problematica que sin conocer el tema a fondo veo en esto. No hay nada ni nadie que controle este modo o sistema de ofrecimientos o "modus operandi" y la libre elección de quien entrega un trabajo o da su opinión a traves de...
Creo que como todo lo que nace en la web va sufriendo mutaciones y creo que al crowudsourcing le llegará su momento. Que está bueno en algunos aspectos como lo es Wikipedia x ej. si está bueno..., Pero no se si está tan bueno que una multitud participe de un de un "concurso" de logos en donde el solicitante tiene una variedad increiblemente grande de elegir una a un X costo. Honestamente no se si está tan bueno esto... a mi humilde entender. Saludos

Anónimo dijo...

Saludos a todos.
Estoy de acuerdo con muchas cosas de las que comentan, pero estás ustedes dispuestos a ofrecer trabajo en sus empresas a los miles de profesionales del diseño que en estos momentos están en el paro? Es muy, pero muy fácil criticar a los miles de profesionales que por necesidad acuden a Adtriboo para poder tener una oportunidad de obtener algún ingreso y saldar algunas cuentas. Sé que no son todos profesionales ni las propuestas en su totalidad las mejores, y mucho peor aun cuando el cliente selecciona la peor de todas, pero a ese ganador lo van a llamar ustedes y decirle que no acepte el premio, que ustedes le darán el dinero? Vengo del mundo de los estudios creativos, de las grandes empresas de publicidad, formado en institutos, con estudios de Arquitectura, Publicidad, Diseño Gráfico, entre otros, pero al igual que muchos, desempleado, así que me disculpan y les pregunto, pueden darme ustedes un lugar en sus empresas? Pueden ustedes reemplazar el dinero que tengo en mi cuenta, ganado a base de conocimiento y gracias a Adtriboo y sus concursos?
Como usted, estoy seguro que el logotipo de Telepizza no será utilizado, y no es solo por no ser todo lo bueno que el cliente merece, es todo lo que eso implica. Las cajas actuales tienen unas medidas específicas, y al adaptar este nuevo logotipo, tienen que o bien cambian las cajas de las 248 tiendas o bien el logotipo quedará tan pequeño que tendremos que preguntar dónde está la tienda de Telepizza… así que esos 1000 euros se les convertirán en un dolor de cabeza.

Alfonso dijo...

Cuatro apuntes:
Una cosa es un profesional y otra un aspirante. En estos concursos participan mayormente los segundos, ya que el profesional se gana la vida con ello, y en estos concursos quien se gana la vida es el que intermedia, el que pone el cebo para que entren centenares de propuestas y quedarse con la comisión correspondiente al pago. Por tanto, los clientes pagan bajos precios por trabajos no profesionales.
Ahora bien, el cliente que aspira a entrar a competir en el mercado acaba pagando dos veces. Yo ya he arreglado un par de trabajos adquiridos por este método, y a precio profesional. O sea, que he cobrado cuatro veces lo que se ha pagado por los logotipos en el concurso por convertirlos en elementos gráficos aplicables a un uso de comunicación de marca en el mundo real. Haciendo lo que he podido con los auténticos truños que los señores clientes han tenido a bien seleccionar. Dicho de otra manera, el cliente se tiene que ir haciendo a la idea que tras un encargo de este tipo suele venir emparejado otro muy común en nuestro oficio: un REDISEÑO. Con la particularidad de que suele hacerse necesario en un plazo muy breve desde el concurso.
Otro hecho es que debido a la condición de aspirantes que ostentan en su inmensa mayoría los participantes en estas convocatorias nos solemos encontrar con que la mayor parte de lo que en ellas se ofrece son imitaciones de tal estilo o tal otro, siguiendo las corrientes del momento; en el supuesto de que no sean plagios directos, que, como apunta Álvaro, sería la salida más rentable para aquellos que necesiten presentarse a la mayor cantidad posible para obtener unos mínimos ingresos. Por tanto, que se olviden los clientes si creen que en un concurso de esta categoría van a encontrar una solución rompedora, o van a crear tendencia de alguna clase, ya que lo que se presenta está habitualmente más visto que el tebeo, como decía mi abuela, y en la inmensa mayoría de los casos mal digerido y regurgitado.
En último lugar diré que en mis visitas a las exposiciones de las convocatorias de estas páginas no he visto NI UNA SOLA PROPUESTA que valiera más de lo que se ofrecía como premio. Así que aunque los no seleccionados no vean un duro por su dedicación, tampoco creo que el cliente haya salido ganando dinero. Si algún beneficio le veo por ambas partes es no tener que haberse visto las jetas respectivamente, aspecto profesional que cada día me resulta más desagradable, sobre todo con los pijos ejecutivos que se creen cerebros con patas y también con esos empresarios "hechos a si mismos" que de todo creen tener opinión y no son más que unos patanes; al menos en lo que a comunicación gráfica respecta. Y para nuestra desgracia son legión.
Buenas tardes y gracias por escuchar.

Nota: Estos mismos argumentos los he expuesto en el post "Los enemigos del crowdsourcing", no sé si se verán publicados.

Anónimo dijo...

Yo creo que el buen diseñador en realidad no pierde, los clientes de este tipo de web son los mismos que te sueltan aquello de ...en la imprenta me lo diseñan gratis, vamos que no creen el poder que tiene un buen trabajo de diseño, por esos algunas empresas llegan a donde llegan o venden lo que venden y otras no.

Anónimo dijo...

No será que el sector del diseño gráfico está cambiando y como en todos, los que llevan tiempo asentados se resisten al cambio? Hace solo un siglo la cesteria era un sector muy importante con un factor artistico-creativo muy grande, parece ser que ahora a nadie le interesa ya y se compran las cestas de plástico. Todo cambia........

Anónimo dijo...

Buenas tardes, soy nueva en este sector que estoy investigando y viendo las distintas ideas de negocios que exiten alrededor del Crowdsourcing.
Corrijanme si me equivoco pero ¿actualmente no han evolucionado las plataformas, de manera que en el momento en que se manda un proyecto lo que recibe la empresa que lo sugiere es una serie de CV de creativos y pueden elegir entre ellos el mejor para sus necesidades? Creo que este es el modelo de twago.es.
Esa es, a mi forma de pensar, la utilización idonea de una plataforma de crowdsourcing.

Un saludo, Mari Carmen

Peter Punk dijo...

Creo que la ambición os ciega a todos, tanto dinero y tanta profesionalidad...quién dice que el que dedique su vida a esto es profesional? el dinero? por que después ves de cada porquería por estos supuestos "profesionales reconocidos" que te planteas si realmente merece la pena pagar todo lo que se pide...si tu haces algo es por que te gusta, si tienes la posibilidad de ganar algo pues muy bien pero para nada tendría que ser el objetivo principal, y ese valor se está perdiendo por no decir que ya se ha perdido tanto en diseño, como en música, como en cine y en todo lo referente al arte...si tu quieres hacer algo pues lo haces, si no pues no lo hagas, las criticas no valen para nada, valen para demostrar lo poco que vale tu trabajo como para criticar el de otros, y encima pensar que tu trabajo es más valioso y que necesita una porquería de logo no 300 o 1000 euros sino 2000 y 3000 por que se gasta mucho tiempo en hacer esto!! venga ya, pues no lo hagas! este es el tiempo que se dedica a la perfección y a construir algo en condiciones, no puedes pedir que por una chuminá te den mucho, la gente no es tonta...y pensar que "me quiero dedicar a esto para ganar dinero" no vale ni un duro, yo que este tipo de gente mejor dejarlas y darle de comer aparte puesto que sé que me van a hacer una mierda de trabajo por que principalmente buscan el dinero, no el arte y el valor de sentirse orgulloso por su trabajo, y esto cada vez hace a más que se dediquen al arte solo por dinero, así está el mundo ahora y así seguirá y cada vez tendrá menos valor el trabajo de estos. El crowdsourcing es muy buena idea y puedes dar a conocer tus proyectos, si además ganas algo de dinero pues estupendo, y hay gente muy buena, mejor que cualquier "profesional" que llamáis ustedes, solo que hacen falta buenos ojos para saberlo, que es donde los listos pierden el punto fuerte, conozco mucha gente que hace arte de todo tipo y te podría asegurar que el 90% de ellos no saben expresar lo que realmente quieren, y hablo sobre todo de aquellos que se dedican en el mundo "profesional". El dinero no vale para nada, y mientras más importancia le deis, mejor podrán controlaros.

Anónimo dijo...

Jazmin: un comentario el tuyo que no se sostiene por ningun lado. Criticas y mencionas bancos de imagenes como Fotolia que pagan poco a los fotografos pero pagan y no engañan a nadie porque en su pagina queda claro lo que vas a cobrar, y a mi me va muy bien con ellos. Otra cosa es lo de Adtribo para trabajar "por encargo" es algo que nada tiene que ver con una foto en bancos de imagenes que se venden cientos de veces y al final hasta compensa en dinero si sacas mas de 100 euros por cada foto. Yo me estoy sacando un sueldo al mes con mis fotos y ahora que me quedado en paro me viene genial el dinero y me estoy sacando adelante con eso y sin jefes, sin que nadie me diga lo que tengo que hacer. Crowdusrcing si, pero con conocimiento, no todo el crowsurging es igual ni todo el monte es oregano.

Anónimo dijo...

Rodolfo Fernandez Alvarez: tu comentario es simplemente brillante. Brillante. ¿Ven ahora la diferencia? . Siguiendo su planteo: somos sujetos, y no podemos permitir que se nos considere en carácter industrial. Siento que ésta es una respuesta efímera más de este "neocapitalismo" completamente anárquico, especulativo y oportunista que nos está probando para ver hasta dónde se sostiene el sistema. Así en todas las categorías. Estudio Comunicación Visual en la Universidad de Buenos Aires, y me niego a que éste sea el futuro de la profesión. No generamos piezas de modo industrial, hacemos trabajo intelectual. Pero bueno, habría que redefinir otras cuestiones básicas también como: ¿qué es la creatividad? o ¿qué es un CREATIVO? En las agencias de publicidad, es muy común que el "creativo" sea quien tiene el capital y encabeza la gerencia...
después "materializan" la idea los diseñadores comandados por un director "de arte". La revolución tecnológica nos sigue ganando. La burguesía sigue siendo la revolucionaria porque nunca podemos dominar las bestias que lanza en favor nuestro.
Habrá que discutirlo mucho.
Patricia.

Anónimo dijo...

Estoy indignada. La verdad que sigo leyendo comentarios y evidentemente algunos pecan de ignorante. En plena revolución comunicacional, el "diseñador gráfico" ha muerto. Existen Comunicadores Visuales. Punto.
Segundo: Es INCONMENSURABLE el "trabajo gratis" que se ofrece en una imprenta, al de TODA una plataforma (en realidad hay CIENTAS) web. Una imprenta es una imprenta, serán 8 imprentas en un distrito que ofrezcan eso, en la ciudad será otra clientela y allí sí quizá se remunere o se hagan trabajos de mayor calidad. Pero la plataforma de crowdsourcing, lo grave y dramático de ésta es que ofrece LA INDUSTRIALIZACIÓN DE LA PRECARIZACIÓN PROFESIONAL. A ver si lo entienden. Y si ese es el futuro, sin más, sin poder controlarlo o dominarlo, déjenme decirles, el mundo está condenado al fracaso.

Anónimo dijo...

Qué quieren que les diga, señores, como usuaria habitual de crowdsourcing tipo Adtriboo, les diré un par de cosas:

A mí me han salvado de más de un aprieto y con muy buenos resultados, entre otras cosas porque es muy difícil encontrar diseñadores buenos, no tanto por el dinero, porque al final acabas pagando lo mismo, además de la rapidez con que recibes el diseño. Si no estás metido en el mundo del diseño (como es mi caso) encontrar un buen diseñador es como buscar una aguja en un pajar. Ni qué hablar del tiempo de desarrollo.
La mayor parte de los diseñadores que han participado en mis concursos son de países donde los sueldos son bajos (Europa del Este, sudeste asiático, etc) con lo cuál el incentivo de ganar el premio es mayor para ellos que para un español por ejemplo.
Según mi experiencia, el 90-95% de los diseños en un concurso son diseños malos, en los que se nota que el diseñador no ha invertido más que un par de horas a lo sumo, pero en cambio, de ese 5% restante salen ideas muy buenas, esos son los diseñadores que realmente se lo curran y al final, la cosa suele estar entre 2-3 diseños a lo sumo.
Al resto, qué quieren que les diga, supongo que les sirve para practicar y aprender de otros, que a muchos falta les hace.
Por cierto, no creo que nadie en occidente pueda pretender ganarse la vida con esto, sino tomárselo como un ingreso adicional e incluso una diversión (que supongo que se dedicaron al diseño porque les gustaba) y matar las horas muertas que más de uno debe tener.

Anónimo dijo...

Para los que hablais de Twago, aquí explican como funciona la plataforma y un caso real:


http://www.twago-opiniones.byethost12.com

Os animo a que colaboreis dejando vuestras opiniones.

Saludos.

Pier Alessi dijo...

Necesito el diseño de un puente,algo parecido al Golden Gate pero más elegante y sin barandas de protección, son horribles, quisiera ver unas 300 propuestas en una semana.

Álvaro Sobrino. Diseñador gráfico, periodista y editor.
Mantiene una columna en la revista VISUAL, con el nombre de Crónicas de Pseudonimma, donde recoge opiniones de otros y las suyas propias acerca de la actualidad del diseño español.